Facultades institucionales amplían y revitalizan sus recursos de aprendizaje

El abanico de tecnologías y herramientas puestas al servicio de la Escuela Colombiana de Rehabilitación sigue aumentando, gracias a una serie de adquisiciones recientes hechas en cumplimiento del Plan de Desarrollo Institucional 2016-2021, con las que podrá beneficiarse por igual el quehacer de estudiantes y profesores.

A lo largo del año y el semestre más reciente, la casa académica ha destinado inversiones a la renovación de espacios y equipos concebidos para optimizar el aprendizaje práctico de los profesionales en formación, mejorar los instrumentos de enseñanza de los que disponen los docentes e impulsar la investigación desde el nivel de pregrado.

En el caso del pregrado de Fonoaudiología, una de las últimas mejoras significativas se ha producido con la obtención de un software de análisis acústico de sonidos deglutorios que refinará la observación de la intensidad, frecuencia y duración de los procesos musculares al momento de deglutir. El sistema también hará posible formular tratamientos más efectivos y fortalecer el área disciplinar de la deglución, una de las de mayor fortaleza actual en el programa y proyección futura en sus planes de Educación Continuada.

Otro de los nuevos insumos que beneficiará a los próximos fonoaudiólogos y audiólogos de la ECR es un audiómetro portátil, mediante el que se reforzará la evaluación de vías aéreas y tamizajes auditivos para identificar poblaciones en condiciones de riesgo, un objetivo que es congruente con la creciente participación de nuestros representantes en diferentes brigadas de salud y asistencia social.

Entre las adiciones a los activos de esta Facultad, se encuentran, igualmente, instrumentos musicales para la rehabilitación de habilidades auditivas y un equipo utilizado en el tratamiento terapéutico de paresias laríngea y disfagias. Cada una de estas herramientas contribuirá al “fortalecimiento y enriquecimiento de la formación conceptual y académica de nuestros estudiantes, así como a la mejora de los tratamientos con tecnología de alta y mediana complejidad”, afirmó la decana María Constanza Segura sobre los nuevos implementos descritos.

Desde el programa de Terapia Ocupacional, las novedades reportadas han consistido en la compra de elementos que modernizarán el Laboratorio de Actividades de la Vida Diaria, tales como aditamentos que permitirán entrenar a los estudiantes de cara a sus futuras intervenciones con pacientes. Dentro de los nuevos suplementos se encuentran una lupa manos libres con iluminación, diseñada para desarrollar actividades con personas que tienen baja visión e identificar detalles en trabajos manuales realizados por niños, un atril expandible usado en ejercicios con personas que tienen dificultades en sus miembros superiores y requieren de rehabilitación funcional o física, un kit de independencia –dotado de elementos semejantes a mangos multifuncionales, alcanzaobjetos, ganchos abotonadores y manillas antitemblores-, entre otros.

Uno de los instrumentos más destacados adquiridos por la Facultad en cuestión es la aplicación de estimulación cognitiva NeuronUP, consistente en una ayuda técnica que facilitará la labor de hacer seguimiento a terapias realizadas con pacientes, además de contar con sistemas de calificación y graduación de actividades. Tal adquisición llevará a los estudiantes a incursionar en el uso de nuevas tecnologías y aumentar la calidad de los servicios prestados en sus prácticas disciplinares.

La profesora Angélica Alarcón expresó que, junto con los beneficios pedagógicos que traerán estos nuevos recursos, “también vendrán oportunidades de motivar a los alumnos a profundizar en el mejoramiento y creación de aditamentos de independencia que se ajusten a sus necesidades y conocimientos, así como a ahondar en los avances tecnológicos surgidos en su campo de acción”. De su lado, la decana María Cristina Vargas sostuvo que el mejoramiento continuo de la Escuela es “parte de la responsabilidad que tenemos como formadores de futuros profesionales que requieren actualización continua y constante. Por ello, debemos procurar mantenernos a la vanguardia con el fortalecimiento y el incremento de nuestros medios de enseñanza”.

Los fisioterapeutas que se forman en la ECR no estarán exentos de verse favorecidos por las inversiones realizadas por la Institución, ya que su Facultad también se encuentra robusteciendo sus laboratorios con implementos que apuntan a mejorar las prácticas simuladas. A partir del primer semestre del año 2019, los estudiantes contarán con un nuevo laboratorio de biomecánica 3D, consistente en el análisis del movimiento a través de un software de alta tecnología. Por otro lado, laboratorios ya existentes, como el de simulación, fueron equipados con implementos que permiten cada vez más simular un espacio real de intervención clínico terapéutica.

Para la decana Adriana Pachón, las mejoras concretadas “se alinean con nuestras metas institucionales, nutriendo el proceso de formación estudiantil con un aprendizaje en contexto, pensando en las crecientes demandas del mercado laboral y apoyando el desarrollo de proyectos de investigación que tengan un alto impacto en la comunidad”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *