Habitantes de Nilo recibieron a profesores de la ECR en brigada médica

Producto de una nueva invitación extendida por la Fundación Arturo Calle, representantes de la Escuela Colombiana de Rehabilitación acudieron a una jornada de salud desplegada, los pasados 4 y 5 de agosto, en el territorio cundinamarqués de Nilo.

Durante los días mencionados, los ciudadanos beneficados atendieron la convocatoria de la entidad sin ánimo de lucro, el Ejército Nacional y la Alcaldía Municipal para acercarse a la Escuela de Soldados Profesionales (ESPRO) e integrarse a exámenes conducidos por un grupo de 49 brigadistas, entre los cuales se encontraron fisioterapeutas y fonoaudiólogos vinculados a la Universidad como docentes.

Los voluntarios brindaron atención a más de 1.700 niños, adolescentes y adultos que se movilizaron a la sede de la actividad, mayoritariamente, desde corregimientos y veredas aledañas, con la intención de acceder a consultas que también incluyeron las especialidades de Pediatría, Geriatría, Odontología, Optometría, Nutrición, Psicología, Veterinaria, Farmacia y Medicina General.

Mientras los habitantes de Nilo esperaban su turno y recibían atención, el Circo Militar de la Quinta División del Ejército Nacional se encargó de ofrecer un espectáculo protagonizado por malabaristas, payasos, recreadores y cantantes que amenizaron la experiencia de todos los usuarios presentes, sin importar su edad y diferencia generacional.

La presencia de los delegados de la ECR obedeció a un convenio de cooperación firmado entre la Institución y la Fundación Arturo Calle, el mismo que llevó a otros profesores a respaldar la misión de asistencia social transcurrida en el corregimiento La Danta el 14 y 15 de julio.

Desde la ECR, agradecemos formalmente a la población de Nilo por su masiva asistencia y disposición durante los días en los que se cumplieron las valoraciones, además de reiterar nuestra gratitud y afinidad con el equipo de la Fundación Arturo Calle, cuyo objetivo de permanecer al servicio de los seres humanos confluye con el quehacer de nuestra alma máter.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *