Los retos de la Fonoaudiología en el mundo pos-COVID-19

Patricia Serrano Galvis

Fonoaudióloga – Docente de la escuela de fonoaudiología ECR.


El trayecto que ha tenido la fonoaudiología en Colombia la ha posicionado como una de las profesiones más importantes y mejor valoradas en espacios hospitalarios, académicos o consulta externa, convirtiéndose en una abanderada de procesos terapéuticos, de rehabilitación y apoyo a diferentes grupos focales. El COVID-19 permitió dar a conocer más la profesión de fonoaudiología, ampliando su campo de acción y resaltando la importancia del rol del fonoaudiólogo en cualquier escenario: clínico, escolar, audiológico, entre otros.

El COVID-19 y la fonoaudiología

Hace aproximadamente 2 años inicio la pandemia a nivel mundial que cambió el rumbo de todas las profesiones y más aún de los especialistas en salud. Con esto, cabe mencionar que la fonoaudiología tuvo que migrar hacia una evolución importante en la implementación de nuevas herramientas y tecnologías que permitieran adaptarse a la nueva realidad.

Es por esto por lo que se definieron 3 áreas fonoaudiológicas de mayor impacto durante la pandemia de COVID-19, las cuales son:

Lenguaje

Los niños que nacieron meses antes de iniciar la pandemia y los que nacieron justo en plena pandemia, tuvieron la oportunidad de aprender basados en la experiencia. Adicional a esto, las pantallas jugaron un papel importante en el juego de los niños impidiendo una interacción comunicativa que favoreciera el desarrollo adecuado de su lenguaje. Cabe resaltar que el uso del tapabocas por parte de los integrantes de la familia y de las personas que interactúan con los niños, impiden al niño conocer los procesos de articulación de los sonidos y movimientos de los órganos fonoarticuladores, que sin duda le facilitan la comprensión de los sonidos y la producción de los mismos. Por esto, los fonoaudiólogos especialistas en lenguaje han tenido un incremento considerable en sus consultas para apoyar al desarrollo de todos los niños.

Deglución – voz

Sabemos que aquellos pacientes que tuvieron un impacto severo al contraer COVID-19, pasaron por procesos de intubación en UCI y esto sin duda abrió la posibilidad de ejercicio profesional de los fonoaudiólogos. Cuando se realizan procesos de intubación, una de las partes del organismo que más se ven afectados son los pliegues vocales. Estos, además de producir voz, son los encargados de proteger la vía aérea y evitar el paso de alimentos hacia los pulmones; una vez se realiza la extubación, los pliegues vocales pueden presentar lesiones que impidan que el paciente pueda tomar sus alimentos como lo hacía anterior a la intubación. El profesional en fonoaudiología debe iniciar el proceso de rehabilitación de los pliegues vocales para garantizar el cuidado de la vía aérea y favorecer el proceso de alimentación de la persona. Los profesionales en fonoaudiología especialistas en voz y deglución han abierto este escenario con mayor visibilidad ante los profesionales de salud y ante los pacientes y sus familias.

Proceso de aprendizaje

A los niños en edad escolar se les cambiaron sus rutinas y sus metodologías de aprendizaje. Pasar a tener un aprendizaje virtual no fue fácil para niños ni para docentes; escenarios nuevos en donde la prueba y error fueron los abanderados de todos los procesos, sin embargo, lograron salir adelante con las herramientas que en ese momento la pandemia les permitía tener. Juegos, evaluaciones, interacciones con sus compañeros, trabajo en equipo, todo se realizó de manera virtual. Hoy cuando todo vuelve a la normalidad, son evidentes las necesidades de los niños para reforzar sus aprendizajes a nivel escolar. Sus periodos de atención, dispositivos básicos de aprendizaje, comprensión lectora, entre otros, son algunos de los aspectos de mayor impacto negativo por la virtualidad.

La forma de aprender ha cambiado y la profesión de fonoaudiología ha evolucionado a la adaptación de nuevas tecnologías durante las sesiones terapéuticas, favoreciendo el aprendizaje y el apoyo a los niños en edad escolar.

En conclusión, la pandemia favoreció el reconocimiento y la valoración de la profesión de fonoaudiología, por el aporte a los diferentes grupos focales que tuvieron impacto negativo durante la pandemia. Los niños y adultos son los más favorecidos por nuestra profesión.

Si te interesa ser profesional en fonoaudiología y aportar a alguno de los sectores mencionados anteriormente, conoce nuestro pregrado dando clic aquí.

Bibliografía

  • Fonoaudiólogos, col. Lineamientos de atención del paciente con Covid-19. Versión 01. 2020.
  • M. Educación con tecnología en pandemia. Revista Scientific. 2019
  • Prieto J. Empowerin people and organizations. Educación y Tecnología. Noviembre 2020

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *