Conoce la fisioterapia en salud mental y sus beneficios


Cómo la fisioterapia en salud mental puede ayudar a controlar algunos trastornos como la demencia o depresión


Fisioterapia en la salud mental

La fisioterapia tiene un papel preponderante al momento de ayudar a las personas con problemas de la salud mental. Las investigaciones muestran que el ejercicio físico y trabajo de la conciencia corporal impactan el estado de ánimo y aumentan la autoestima.

También puede aliviar dolores, dificultades respiratorias, alteraciones de la percepción corporal y otros síntomas que a menudo acompañan a los problemas de salud mental mediante estrategias fisioterapéuticas que incluyen ejercicios de respiración y conciencia corporal que influyen en características neurológicas que ayudan a la calidad del movimiento.

De acuerdo con la Encuesta Nacional de Salud Mental de 2015, en los últimos 20 años la población colombiana ha presentado un deterioro de la salud mental, lo cual se evidencia en el incremento de problemas (síntomas o conductas que producen malestar emocional) y trastornos mentales (alteraciones significativas de tipo emocional, cognitivo o comportamental).

En el documento Conpes de 2020 “Estrategia para la promoción de la salud mental en Colombia” se plantea que la salud mental está relacionada con los comportamientos que desarrollan los sujetos individuales y colectivos, adquiridos mediante el aprendizaje de recursos emocionales, cognitivos y mentales.

Los problemas de salud mental afectan a uno de cada cuatro de nosotros en algún momento de nuestras vidas. La depresión, la esquizofrenia, la demencia y otros problemas pueden desencadenarse por factores hereditarios, ambientales, presiones personales y de estilo de vida, como un duelo, ruptura de relaciones o pérdida del trabajo.

También pueden ser el resultado de dependencia de drogas o alcohol, enfermedad o discapacidad física a largo plazo.

Enfermedades mentales más comunes

De ese porcentaje, las enfermedades más comunes en el país son:

  • Depresión: el 4.7 % de los colombianos sufren de esta enfermedad, un porcentaje más alto que el promedio mundial. Quienes la padecen presentan pérdida de interés, tristeza, sentimientos de culpa, trastornos del sueño o del apetito, cansancio y falta de concentración.
  • Trastorno afectivo bipolar: dos de cada 100 colombianos padecen este trastorno, de los cuales el 25% son niños y adolescentes. Se caracteriza por el cambio de situaciones maníacas, depresivas y alteración de estados de ánimo. Los pacientes suelen estar exaltados o irritables, hiperactivos, con autoestima elevada y con una disminución del sueño.
  • Trastornos del desarrollo: este tipo de enfermedades presenta una discapacidad intelectual, como el autismo. Suelen aparecer en la infancia, pero tienden a persistir hasta la adultez, causando disfunción o retraso en el desarrollo del sistema nervioso central.
  • Demencia: trastorno crónico y progresivo que se caracteriza por el deterioro de la capacidad de razonamiento. Afecta la memoria, el juicio, la orientación, la comprensión, la capacidad de aprendizaje y el lenguaje.
  • Esquizofrenia: los pacientes que sufren de esta patología tienen dificultad para diferenciar lo que es real de lo que no. Afecta la capacidad de pensar con claridad y de comportarse en sociedad de una manera normal.

¿Cómo puede ayudar la fisioterapia?

Es claro que la atención de problemáticas en la salud mental debe brindarse desde una perspectiva no sólo multidisciplinar, sino que en esta debe participar de manera plural, un equipo interdisciplinario e interprofesional, entendiendo que las condiciones de salud, no sólo implican la alteración en sí misma, sino que van acompañadas o se derivan de los determinantes sociales y personales que pueden ocasionar alteraciones en las diferentes dimensiones del movimiento corporal humano como lo son la física, psicosocial, relacional, cognitivo-conductuales y estética, lo que se puede reflejar en restricciones en la participación y funcionamiento de una persona.

Se ha demostrado igualmente, la importancia y alto valor de intervenciones que promueven hábitos saludables en relación a la actividad física, el ejercicio físico y sus efectos positivos en la regulación y auto-regulación del comportamiento; en el reconocimiento del otro y el auto-reconocimiento; y, en la satisfacción personal, en la capacidad de sentir placer o incomodidad; en la capacidad de auto-realización, a través de lo que como seres humanos somos capaces de hacer y transformar, lo cual solo se logra a través del movimiento corporal y la condición física, a través de estrategias de intervención individual o de colectivos que tienen en cuenta el aprendizaje motor, la conciencia corporal, la propiocepción, la respiración y potencialización de las cualidades físicas.

Es el fisioterapeuta el profesional encargado no sólo de atender lo anteriormente descrito, sino que también tiene un gran impacto en su accionar en prevención y promoción de la salud y en la atención primaria en salud, teniendo la actividad y el ejercicio físico como estrategias para la salud y los condicionantes de la corporalidad y corporeidad a través de los cuales puede accederse a la esencia del ser humano y a su capacidad de transformación y adaptación a los estresores internos y externos.

La fisioterapia en la salud mental puede ayudar a las personas a controlar y, a menudo, retrasar la progresión de estas afecciones, lo que a su vez puede reducir la ansiedad asociada y tener un impacto positivo en otras afecciones de salud mental.

El alcance de este campo de acción de la fisioterapia en pacientes con trastornos mentales es bastante amplio, tanto así que en el 2011, La Organización Internacional de Fisioterapia en mental Salud (IOPTMH) fue reconocida como un subgrupo donde participan profesionales en fisioterapia que trabajan en el campo de la psiquiatría y salud. Esta Organización tiene como objetivos:

  • Fomentar la cooperación entre fisioterapeutas que practican en salud alrededor del mundo.
  • Fomentar estándares mejorados y consistencia en la práctica en salud cuidado por fisioterapeutas.
  • promover la práctica mediante la comunicación y el intercambio de información.
  • Fomentar la investigación científica y promover oportunidades para la difusión del conocimiento de nuevos desarrollos en el campo de la salud mental.
  • Ayudar a las organizaciones miembro de World Physiotherapy en el desarrollo de subsecciones reconocidas en salud mental.

Conoce más sobre IOPTMH haciendo clic aquí.

BBAT (Body Awareness Therapy) o Terapia de la Conciencia Corporal Basal

Muchos de los pacientes con problemas mentales suelen perder contacto con su cuerpo lo que lleva a que tengan una percepción extraña del mismo. Para solucionar esto y otros problemas causados por los trastornos mentales se ha venido implementando la Terapia de la Conciencia Corporal Basal.

El objetivo de este abordaje es enseñar a los pacientes que tomen conciencia del movimiento con un enfoque fisioterapéutico, destinado a restablecer nuevos hábitos de movimiento y formas de ser, incluida la charla reflexiva sobre las experiencias de movimiento directo para mejorar el aprendizaje y la percepción.

Para explicarlo en otras palabras, es una serie de ejercicios con los que la persona puede mejorar la relación entre el cuerpo y la mente, a través del equilibrio, la respiración, la conciencia y la calidad del movimiento.

La efectividad de este método se ha evidenciado en el tratamiento de enfermedades como la ansiedad y trastornos alimenticios (anorexia y bulimia), entre otras, ya que trabaja fundamentalmente con la respiración para conectar en profundidad el plano físico y psicológico. Fisioterapia en la salud mental.

Además, a través de ejercicios se busca que el paciente trabaje el recorrido y forma de movimiento, el flujo, la elasticidad, el ritmo, la atención, la expresión, la intención, la autoconciencia, la creatividad, la racionalidad y la presencia.

Este método está basado en la teoría de Jacques Dropsy (1987), psicoterapeuta francés quien explicó que la falta de contacto con “Mi mismo”, “El entorno” y “Otras personas” produce movimientos disfuncionales y discordantes.
Algunos de los beneficios de esta terapia son:

Mejor equilibrio y estabilidad

Uno de los principales beneficios de la conciencia corporal es tener una fuerte conexión cuerpo-mente. Cuando sabemos y sentimos dónde está nuestro cuerpo en el espacio, estamos más capacitados para dirigirlo para que haga lo que queremos que haga.

Control de peso

Existe evidencia de que la conciencia corporal puede ser una herramienta beneficiosa para controlar el peso. Un estudio mostró que las personas con baja conciencia corporal tenían más probabilidades de comer en ausencia de hambre, lo que el estudio relaciona con el riesgo de obesidad.

Identificar y satisfacer nuestras necesidades

Cuando somos más conscientes de las señales del cuerpo, podremos comprender mejor lo que necesitamos de un momento a otro. Esto significa que podemos diferenciar entre hambre, sed, cansancio y angustia emocional.
En lugar de tomar una barra de chocolate u otro refrigerio poco nutritivo cuando esté cansado, permítase tomar una siesta.

Mejora del bienestar mental y emocional

Cuando los sistemas propioceptivo y vestibular no procesan la información del entorno correctamente, puede ser estresante. La conciencia corporal que proviene del equilibrio de estos sistemas nos brinda una sensación de seguridad tanto en nuestro cuerpo como en el mundo que nos rodea.

¿Eres fisioterapeuta y deseas especializarte en el campo de la salud mental?

La ECR se unió a la Asociación Española de Fisioterapeutas para traer por primera vez a Latinoamérica la Certificación en Terapia de la Conciencia Corporal Basal (BBAT por sus cifras en inglés). Conoce todo sobre esta certificación única y que ya tiene sus inscripciones abiertas AQUÍ.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *